Naturaleza pura

El balneario del millón de pinos. Aire puro, paseos naturales y recuerdos dignos de ser posteados.

Lejos y cerca. El otro mundo, ese que queremos conocer pero se nos cierra a nuestras realidades diarias. Y Costa del Este está allí, en el camino a un paso apenas.

Este balneario donde la naturaleza se muestra en todo su esplendor brinda todo lo que podemos esperar para una escapada, o para los más osados, desconectarse una temporada.

Paz, aire libre, soledad y paisajes memorables sin dejar de lado el confort y los servicios necesarios para atender al turista.

Con un entorno agreste donde el verde de los tamariscos y acacias predomina casi acariciando las arenas, la ciudad aguarda en el km 333 de la Ruta 11, al arrullo del cantar de las aves.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *